Nuestra filosofía y trabajo como fotógrafos documentales consiste, cámara en mano, en estar atentos a todos esos momentos únicos de tu boda, y retratarlos desde el mejor ángulo posible, y que cuando veas la foto, te transporte directamente a ese momento de forma vívida y emocional.

Hola! Somos Sam y Sandra

Nuestra pasión es viajar conociendo parejas para documentar uno de los días más emocionantes de su vida. Como fotógrafos documentales de boda, formamos un equipo alegre, dinámico y entusiasta que cree en lo natural, lo espontáneo, emocionas puras, y rehuimos de lo artificial, del “mira aquí y sonríe”. Tu boda ya va a ser lo suficientemente increíble para regalarnos un millón de recuerdos 100% originales.

Sobre nosotros

Fotógrafos documentales de boda